Giselle

Argumento

 

Primer acto

En una aldea de la Renania medieval, Hilarion, cazador, ama a Giselle y tiembla de celos por Loys, bajo cuyos mentidos andrajos de pueblerino se encuentra el duque Albrecht. Aparece este para encontrarse con Giselle tras haber ocultado su espada en el bosque y alejado a su escudero. La joven sale de casa y acepta el tierno galanteo de Loys, que jura amarla para confortarla de la negativa de una margarita que ella había deshojado. Hilarion declara más tarde su amor a Giselle, pero ella le rechaza y este jura venganza.

Dan comienzo las fiestas campesinas de la vendimia, a las que Giselle se une con entusiasmo y sin el temor de su madre, pues desde niña había tenido una salud muy débil. Mientras esta danza tiene lugar, su madre cuenta cómo jóvenes muertas antes de casarse se convierten en Willis, blancos fantasmas que vagan por los bosques al claro de la luna. Se interrumpen las fiestas para acoger al príncipe de Curlandia y a su hija Bathilde, que llegan de regreso de una cacería con su séquito. Giselle danza para la princesa, que le da un collar y vuelve a partir con los suyos, reanudándose la fiesta campesina. Al llegar Albrecht, Hilarion le desenmascara mostrando la espada que ha encontrado escondida en el bosque, y llama de nuevo con el sonido del cuerno a los nobles cazadores y a la princesa Bathilde, prometida de Albrecht. Este, con fingida desenvoltura y justificándose como simple deseoso de distracción entre las danzas campesinas, toma a Bathilde del brazo y se la lleva, sin cuidarse de Giselle. Giselle, al comprender el engaño, cae en la locura y delira iniciando pasos de danza entre los consternados presentes, para finalmente morir en brazos de su madre ante un Albrecht atónito y desesperado.

 

Segundo acto

Hilarión acude al bosque para visitar la tumba de su amada y es sorprendido por la media noche y con ella la llegada de las Willis.

Myrtha, su reina, es la encargada de hacer la llamada a las Willis para iniciar así, una noche más, el ritual de la venganza, siendo Hilarión su primera víctima. Al oír pasos las Willis desaparecen. Es Albrecht quien se acerca, siente tanto arrepentimiento que se ha adentrado en el bosque buscando la tumba de Giselle y suplicar su perdón. Giselle se hace visible conmovida por su arrepentimiento e intenta prevenirle para que se marche del bosque, pero ya es tarde y la implacable Myrtha ordena a las Willis atraer a Albrecht hasta su presencia donde, haciéndole bailar, conseguirán quitarle la vida.

La fuerza del amor que Giselle siente en su interior será la salvación de Albrecht, dándole su aliento y haciéndole resistir vivo hasta la llegada del alba. Con el amanecer las Willis desaparecen, y así Giselle tiene que despedirse de su amado para siempre. Albrecht trata inútilmente de retenerla, pero ella tiene que seguir su triste destino envuelta en esa maldición provocada por el engaño y la traición del hombre.

Programa y reparto

Elenco


Director de orquesta: N.N.
Giselle: N.N.
Conde Albrecht, Bathilde: N.N.
Hilarión, un guardabosques: N.N.
Myrtha, la reina de los Wilis: N.N.
Peasent pas de deux male: N.N.
Peasent pas de deux female: N.N.


Créditos


Compositor: Adolphe Adam
Coreógrafo: Leonid Lavrovsky
Libreto: Théophile Gautier
Escenógrafo: Atila Csikós
Diseñador de vestuario: Nelly Vágó
Répétiteur: Mikhail Lavrovsky
Empresa repetidora: Mária Aradi / Imre Dózsa / Ildikó Pongor / Dace Radina / Edit Rujsz / Marianna Venekei

Comprar boletos
Enero 2020 Next
Lu
Ma
Mi
Ju
Vi
Do

Erkel Theatre

Inaugurado en 1911 en un principio, el Teatro Erkel es el mayor edificio del teatro de Hungría. Su historia se entrelaza con la edad de oro de la ópera de Hungría, con figuras como Luciano Pavarotti, Plácido Domingo, Eva Marton y Grace Bumbry todos han agraciado el escenario de un edificio cuya acústica se consideran parte de la leyenda de la ópera. 

 

Después de ser postigos durante más de cinco años, con su destino en duda tras el cierre en 2007, el gobierno húngaro el año pasado proporcionó 1,7 mil millones de florines en subvenciones para la renovación del teatro, lo que permite la Ópera Estatal de Hungría para renovar el Teatro Erkel a un nivel adecuado para la celebración de actuaciones. 

 

Gran parte de las reformas tuvieron lugar detrás de las escenas, con solistas y vestidores compartido las habitaciones y zonas comunes reformadas, y ampliadas. Además, el equipo técnico de la etapa ha sido objeto de una importante modernización, mientras que los sistemas de servicios del edificio (agua, fontanería, calefacción y ventilación) también se han puesto al día. 

 

El público ahora entrar en un auditorio con un aspecto completamente nuevo, mientras que se hicieron todos los esfuerzos posibles para asegurar que las propiedades acústicas fantásticas del edificio se mantuvo sin cambios. Un factor que aumentará en gran medida el confort es el moderno sistema de ventilación instalado en la zona de estar. Aunque el número de plazas se ha reducido de 1.935 a 1.819 por reposición de las filas de asientos para más comodidad, el teatro, sin embargo, conserva su rango como el teatro de mayor capacidad en Hungría - y en Europa Central y Oriental.

Eventos relacionados